archivo

Archivos Mensuales: septiembre 2012

Ya casi ha transcurrido una semana desde que tuvo lugar la ceremonia anual de entrega de los Premios Primetime Emmy en Los Ángeles. El pasado domingo 23, la 64 edición de los denominados Óscar de la televisión arrancaba a las 7 p.m. en el Nokia Theatre para premiar a las mejores series norteamericanas. Allí se dieron cita todos los talentos nominados, sus compañeros y muchos otros invitados que no se quisieron perder la gala y la consiguiente after party. ¿El resultado? Una amplia variedad de modelos firmados por los mejores diseñadores con las últimas tendencias como aliadas de excepción y con una única norma que cumplir, la que marca el protocolo para pisar la simbólica alfombra roja: siempre de largo.

Entre las asistentes pudimos recopilar un montón de tonalidades que reinarán esta temporada, pero fue el amarillo el que se erigió como rey de la fiesta, ya que muchas fueron las invitadas que se decantaron por el tono más cítrico de la paleta para brillar en la gala. Claire Danes y Julie Bowen, ganadoras del galardón a la mejor actriz de serie dramática la primera y a la mejor actriz secundaria de comedia la segunda, no solo coincidieron en ser premiadas por actuar en los dos shows triunfadores de la noche: Homeland y Modern Family, respectivamente. Ambas actrices y la protagonista de The Big Bang Theory, Kaley Cuoco, cuya serie se quedó a las puertas del galardón a la mejor comedia, escogieron vestidos strapless de un amarillo muy estridente. Lanvin, Monique Lhuillier y Ángel Sánchez firmaron los modelos de las tres rubias más populares de la televisión.

También de amarillo, aunque en un tono más suave, se dejaron ver en la alfombra roja Hannah Simone, la explosiva Cece de New Girl, ataviada con un modelo firmado por Emilio Pucci, y la galardonada Julianne Moore, que recogió la estatuilla a la mejor actriz de telefilme por Game Change vestida de Dior Couture.

Pero, aunque el amarillo fue el color más popular, no fue el único que se dejó ver en la noche de la televisión. Los brillos metalizados en vestidos muy atrevidos se convirtieron en otra de las tendencias de la gala. Lucy Liu deslumbró con un modelo de Versace; Sofía Vergara, nominada a mejor actriz secundaria de comedia por su papel de Gloria en Modern Family, lució un vestido con brillos metálicos de corte sirena firmado por Zuhaid Murad; y Kerry Washington, conocida por su papel de esposa de Ray Charles en el filme Ray, asistió vestida por Vivienne Westwood.

Aun así, las más atrevidas fueron las celebrities que se dejaron ver en la ceremonia con vestidos adornados con los prints más chic de la temporada. Julianna Margulies, nominada a mejor actriz de drama por The Good Wife, lució un modelo floreado de Giambattista Valli, mientras que la joven Ariel Winter, Alex en Modern Familly, se decantó por un outfit muy juvenil firmado por Katharine Kidd. Por su parte, Elisabeth Moss, nominada a mejor actriz por Mad Men, posó con un vestido muy flamenco de Dolce&Gabbana.

Encaje y brocados+corte pixie fueron las tendencias combinadas por Lena Dunham, cuya serie Girls no recibió ninguno de los premios a los que estaba nominada, y por Ginnifer Goodwin, protagonista de la serie Once Upon a Time. Prada y Monique Lhuillier son los artífices de sus vestidos.

También del reparto de Girls pudimos ver a Allison Williams, con un modelo firmado por Oscar de la Renta con peplum y en verde, el mismo tono escogido por Melissa Rauch, Bernadette en The Big Bang Theory, que asistió con un vestido asimétrico de Oliver Tolentino.

De un tono más discreto, gris perla, asistieron la protagonista de Revenge, Emily VanCamp, de J.Mendel y la nominada a mejor actriz secundaria por Downton Abbey, Joanne Froggatt, de Vivienne Westwood.

También en un tono claro se dejaron ver la curvilínea Christina Hendricks de Mad Men, que, como de costumbre, lució escote con un modelo firmado por Christian Sirano; y la joven Sarah Hayland de Modern Family, con un look muy helénico de Marchesa.

Pero no hay alfombra roja por la que no se paseen celebrities luciendo modelos del tono que le da nombre a tan glamouroso tapiz. Rojo y burdeos fueron tonalidades que gozaron de gran popularidad entre muchas de las asistentes. Una de ellas fue la protagonista de Veep y ganadora del galardón a la mejor actriz de comedia, Julia Louis Dreyfus, que recogió su premio vestida por Vera Wang. También de burdeos se dejó ver Mayim Bialik, eterna Blossom y ahora actriz secundaria en The Big Bang Theory, con un vestido de Pamella Roland. Y de rojo Valentino posó Anna Gunn, nominada a mejor actrid secundaria por Breaking Bad y cuyo modelo llevaba la firma de J.Mendel.

Por su parte, el blanco inmaculado también tuvo su sitio en la gala de la televisión. Jessica Paré, la nueva Miss Draper de Mad Men, acaparó flashes con un precioso modelo de Jason Wu, mientras que Emilia Clarke de Juego de Tronos enamoró con un original vestido de Chanel.

Otra de las propuestas más populares para este otoño, el azul klein, fue el encargado de hacer que dos de las actrices más elegantes de la noche brillaran con luz propia. Hayden Panettiere de Heroes se dejó ver con un modeló hindú firmado por Marchesa y la nominada a mejor actriz de drama por Downton Abbey, Michelle Dockery, lució un vestido con escote corazón de Louis Vuitton.

Y elegancia no faltó en los modelos bicolor escogidos por Zosia Mamet de Girls, con un clásico black&white de Bihbu Mahopatra; Leslie Mann con uno de los modelos más aclamados de la noche firmado por Naeem Kahn; o Nicole Kidman, con un look futurista de la colección de Antonio Berardi.

Y, por supuesto, no podían faltar los looks de cuento de hadas que lucieron dos de las actrices más hermosas de la noche. Para January Jones, Betty en Mad Men, su compañera de reparto Jessica Paré no fue competencia. Zac Posen firmó un vestido que la belleza rubia lució como nadie. Por su parte, Zooey Deschanel, nominada a mejor actriz de comedia por New Girl, vistió un modelo de Reem Acra muy al estilo Cenicienta y con el que se confundía con su personaje, la simpática Jess.

Tendencias, elegancia y mucha clase fueron los ingredientes de la gala de los Emmy de este año, que finalizó con una after party en la que la diversión estuvo más que asegurada.

Christina Hendricks, Kiernan Shipka y January Jones en la after party de los Premios Emmy 2012.

Ha pasado ya mucho tiempo desde que el vocablo gótico se comenzó a emplear como adjetivo para describir lo siniestro y lo morboso. La recuperación del medievalismo que tuvo lugar a finales del siglo XVIII con el nacimiento del romanticismo acuñó este nuevo significado a la palabra que daría nombre a la subcultura engendrada en los años 80 del siglo pasado. La oscuridad, la soledad, el existencialismo o lo satánico son elementos que desde siempre han fascinado al ser humano, sirviéndole como inspiración en todas las facetas de su vida. Esto incluye el arte o  la literatura, entre otros y, por supuesto el cine y la moda. Películas y series de vampiros, directores como Tim Burton y filmes basados en tramas lúgubres ha habido desde la invención del séptimo arte y, como siempre, la pasarela se nutre de ello.

El cementerio de Cloister bajo la nieve
Caspar David Friedrich

Muchas veces hemos sido testigos de reminiscencias góticas en las colecciones de los grandes diseñadores pero esta temporada la tenebrosidad ha entrado con fuerza y se ha adueñado de la pasarela. Plumas, cruces o transparencias con el color negro como base se han unido a maquillajes de tonos oscuros mezclados con pieles claras y peinados duros. Desde que Black Swan trajo consigo el tímido retorno de la moda gótica y firmas como Chanel adelantaron la tendencia en 2011, ninguna casa de moda se ha escapado de su influencia este año y la temporada otoño/invierno 2012 se debate entre el barroco más clásico y el gótico chic más sombrío.

Chanel, Spring/Summer 2011

Así pudimos comprobarlo en los desfiles de diseñadores como Jean Paul Gaultier, Versace o Damir Doma, que emplearon las cruces como elemento clave de sus estilismos.

Labios cereza, vestidos largos y corsés fueron los protagonistas de los desfiles de Gucci, Yves Saint Laurent y Bottega Veneta.

Valentino en alta costura y Andrew Gn en ready to wear se valieron de las transparencias para dar a sus modelos un estilo gotico muy romántico. Color, cuero y un maquillaje vampírico fue lo que añadió Givenchy para un resultado aún más lúgubre.

Por su parte Chanel, Alexander McQueen y Derek Lam reinterpretaron la tendencia a su manera. Los dos primeros usaron plumas y volúmenes y el último optó por la sencillez.

¿Y qué pasa cuándo una tendencia se adueña de una temporada? Pues que las celebrities no dudan en vestirla a todos los eventos a los que acuden. Si ya el front row se llenó de famosas llevando atuendos góticos, la calle, las galas y las alfombras rojas fueron también testigos de la novedad. Tanto es así que en la gala del Met de este año no faltaron actrices luciendo el gótico más chic de la temporada. Renée Zelleweger de Pucci, Cate Blanchett de Alexander McQueen o Rooney Mara de Givenchy, fueron solo algunas de las celebrities que se apuntaron a la tendencia.

Y es que ninguna gala se libró de la influencia goth. De esta forma pudimos ver a Kate Bosworth de Prada en la Costume Institute Gala; a Emma Stone de Gucci en la Premiere de The Amazing Spiderman; o a Diane Kruger de Giambattista Valli en el estreno de Farewell, my queen..

Otras que tampoco se resistieron a la nueva tendencia fueron Mila Kunis, que asistió a los Globos de Oro con un vestido de Dior; Jessica Alba de Alexander McQueen en los Premios Glamour a la mujer del año; o Christina Ricci de Jonathan Saunders en los Premios de estilo de la revista Elle.

También la Premiere de Snow White se tiñó del estilo más sombrío, ya que sus dos protagonistas, Charlize Theron y Kristen Stewart vistieron la tendencia, la primera de Christian Dior Couture y la segunda de Marchesa.

Pero no solo en fiestas se pasean las celebrities con outfits góticos. Las revistas de moda más influyentes ya han empezado a publicar editoriales tenebrosos con las actrices más espectaculares como protagonistas.

Keira Knightley en Harper’s Bazaar

Kristen Stewart en Interview Magazine

Sin embargo, para otras caras famosas la moda gótica no es una tendencia nueva, ya que ellas hace tiempo que la lucen. Es el caso de Taylor Momsen, de cuya transformación fuimos testigos cuando pasó de ser la cándida Jenny Humphrey de Gossip Girl a la siniestra lead singer de The Reckless; y también de de la polifacética Sky Ferreira o de Ashley Greene, conocida por su papel en la saga Crepúsculo.

Nuevo o no, lo que sí es cierto es que el estilo gótico chic inundará las calles esta temporada, ya sea en forma de total look o de pequeños detalles. Elegante, sensual y con un punto lúgubre muy atrayente, ¿te apuntas?

La Novia Cadáver
Tim Burton

No es ninguna novedad que las celebrities y el marketing son dos elementos que siempre se han llevado muy bien. Las firmas lo saben y desde hace años diseñadores y casas de moda han tenido como musas a las diosas del séptimo arte. Desde Audrey Hepburn con Givenchy o Marilyn Monroe con Chanel nº5, los iconos se han unido desde el principio de los tiempos y hoy en día la moda se aprovecha de que no hay mejor prescriptor que una celebrity. Tanto es así que cada vez hay más productos de moda y cosmética que son recordados casi más por el famoso que los anuncia que por la casa que los crea. Ventaja o inconveniente, lo que sí es cierto es que pocas firmas arriesgan con caras desconocidas para anunciar sus productos estrella.

Una de las casas de moda que no se ha resistido a los encantos de las bellezas del cine es Dior. La Maison francesa ha empleado y emplea los rostros más bellos y sofisticados del star system. Su última incorporación es la actriz de origen ucraniano Mila Kunis, protagonista de la campaña de los bolsos Miss Dior de este año. Antes que ella, su compañera de reparto en Black Swan, Natalie Portman, se convirtió en imagen del perfume Miss Dior Chérie, siguiendo los pasos de la aclamada Charlize Theron, estrella del anuncio del mítico perfume J’adore. También la italiana Monica Bellucci y la francesa Marion Cotillard, estrella de las aclamadas fashion films dedicadas al icónico Lady Dior,  prestaron sus rostros a la firma en 2008 y 2010 respectivamente.

Pero si hablamos de iconos no pueden faltar los de Chanel. Y, aunque sustituir a la belleza seductora de Marilyn Monroe es imposible, el perfume por excelencia de la casa, Chanel nº5, no puede quejarse de embajadores: Nicole Kidman, cuya elegancia innata la ha llevado a ser protagonista de la campaña de la firma de relojes de lujo Omega, Audrey Tatou y ahora Brad Pitt, primer hombre en convertirse en imagen del clásico, son algunos de los rostros que han continuado la estela dejada por Marilyn. Aun así, Coco Mademoiselle, otra de las fragancias de la casano tiene nada que envidiar al icono, ya que la bella Keira Knightley, muy bien acompañada en el anuncio por el actor argentino Alberto Ammann, le ha puesto imagen. Y a pesar de que seducir al gran Káiser no es tarea fácil, Blake Lively lo consiguió el pasado año convirtiéndose  en protagonista de la campaña de los bolsos icónicos de la casa francesa.

Otras famosas casas de moda que no se han quedado atrás en lo que a embajadores de lujo se refiere son Dolce & Gabbana, con Scarlett Johansson y Matthew Mcconaughey como rostros del perfume The One o Gucci con Jennifer López, que hizo doblete el año pasado al convertirse en imagen de la firma española Tous.

Y doblete hace también Eva Mendes, una de las actrices más cotizadas del momento que ha prestado su rostro a dos de las firmas más relevantes del panorama: Thierry Mugler con su perfume Angel y Calvin Klein.

Otra firma conocida por los rostros que emplea es L’oreal. Su frase “Porque yo lo valgo” ha estado en boca de las actrices más bellas, entre las que destacan la latina Eva Longoria y la oscarizada Penélope Cruz.

Angelina Jolie para Louis Vuitton, Anne Hathaway para Tod’s o Emma Watson para la fragancia ultrafemenina Midnight Rose de Lancôme, ninguna actriz de moda se escapa a las campañas de las firmas más importantes del mundo de la moda y la cosmética.

¿Las novedades más chic del año? Pues además de Mila Kunis para Dior, Vera Wang ha fichado a Leighton Meester para su nuevo perfume Love Struck; Miu Miu ha escogido a la actriz y modelo Chloë Sevigny para su campaña de otoño/invierno; Burberry cuenta con la imagen de Gabriella Wilde acompañada del músico Roo Panes; Balenciaga se ha decantado por la polémica Kristen Stewart como rostro de su última fragancia Florabotanica; y Loewe incorpora a sus filas a la española Clara Lago, que se une al gallego Martín (Martiño) Rivas en una campaña que ha dado la vuelta a la red y que ha causado un gran revuelo.

Guapos, elegantes y sofisticados, las firmas se los rifan y ellos se dejan querer. ¿Alguien da más?

La polifacética Carla Bruni para Dior. 1995

Si es una de las series del momento es porque tiene todos los ingredientes para triunfar. Downton Abbey, un ambicioso proyecto producido para la cadena de televisión británica ITV y creada por el escritor Julian Fellowes, comenzó a emitirse en 2010 y ya prepara la retransmisión de su tercera temporada. El drama, ambientado en las primeras décadas del siglo XX (desde el hundimiento del Titanic hasta los años posteriores a la Primera Guerra Mundial) se ganó la expectación del público no solo por sus guiones cuidados, las excelentes tramas entre criados y señores muy al estilo del también drama inglés Upstairs Downstairs, o la perfecta recreación de la época en la que tienen lugar los hechos, sino también por contar con una estilista de excepción, Susannah Buxton. Inspirándose en la moda moderna de principios de siglo para vestir a las hermanas Crawley, las hijas de la familia aristocrática británica alrededor de la cual se construye la trama, la directora de vestuario se ha colado entre las más importantes del momento.

La moda vintage de inicios de siglo, que escapaba de los corsés y buscaba una figura relajada y simple, dejando atrás el encaje y los cuellos altos de la época eduardiana, ha cautivado a los miles de espectadores del premiado drama y se ha colado en las pasarelas. Para la temporada otoño/invierno de este año los guiños a la vestimenta de Downton Abbey han sido más que evidentes. Desde el traje sastre femenino, los sombreros de ala ancha y los más estrechos o los los pantalones de montar y los sombreros hongo masculinos, todo ello ha copado desfiles para resumir una de las tendencias de esta nueva temporada que comienza.

Así lo pudimos comprobar en el desfile de Ralph Lauren, en el que la banda sonora del drama británico no fue la única alusión a la serie por parte del diseñador norteamericano. Aunque reinterpretada de forma muy personal y mezclando el vestuario femenino con el masculino, la moda de principios de los años XX estuvo presente en prendas que recuerdan al traje sastre vestido primero por trabajadoras y más tarde también por señoras, a los sombreros estrechos que sustituyeron paulatinamente a los de ala ancha en la época, y a los de copa masculinos.

Ralph Lauren Fall/Winter 2012

Ralph Lauren Fall/Winter 2012

Ralph Lauren Fall/Winter 2012

Pero Ralph no fue el único que puso de manifiesto la influencia de la campiña inglesa en la pasarela. En los desfiles de Burberry Prorsum, Vivienne Wstwood, Ruffian, Tommy Hilfiger o Louis Vuitton, cuyo director creativo (Marc Jacobs) se considera un gran aficionado a Downton Abbey, no faltaron referencias a la forma de vestirse de Lady Mary Crawley (Michelle Dockery) y su familia.

Burberry Prorsum Fall/Winter 2012

Vivienne Westwood Fall/Winter 2012

Ruffian Fall/Winter 2012

Tommy Hilfiger Fall/Winter 2012

Louis Vuitton Fall/Winter 2012

Sin embargo, no solo la campiña inglesa está de moda esta temporada. La ola orientalista de la primera década del siglo XX, en la que jugaron un papel imprescindible los Ballets Rusos de Diághilev y los diseños de Paul Poiret y que está presente en el drama británico, también ha llenado las pasarelas otoñales. Ailanto, Barbara Bui, Proenza Schouler o Dries Van Noten han mostrado prendas de marcada influencia orientalista, muy en la línea de los bombachos harén que viste Lady Sybil (Jessica Brown-Findlay) y que las mujeres llevaban bajo las faldas al comienzo de la segunda década del siglo pasado.

Ailanto Fall/Winter 2012

Barbara Bui Fall/Winter 2012

Dries Van Noten Fall/Winter 2012

Proenza Schouler Fall/Winter 2012

Si hasta hace poco la estilista más celebrada de la televisión era Janie Bryant, encargada del vestuario de Mad Men, esta temporada los años 60 tendrán que compartir protagonismo con las creaciones de Susannah Buxton, que volverán a hacer las delicias de los espectadores  antes de que acabe el año, con el estreno de la esperadísima tercera temporada de Downton Abbey.

▽ MODADDICTION ▽

✚ Trends & Style blog BY JEHNI ✚

El Castor cook&fun

Los mejores momentos se comparten!

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

let's•talk•chic

My view on fashion world

nascaranda

peliculas, cine, criticas y algo de literatura fantastica

COMUNICACIÓN OFFLINE, PUNTO Y APARTE

Un blog para reflexionar hacia dónde va la comunicación

Cotton & Gold

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blogmodayestilo

Tendencias para hombres

Nyxstyle

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The Sartorialist

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Trendy Tailor

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.