archivo

Actores

Es un hecho: a nadie (o a casi nadie) le gusta la vuelta a las clases o al trabajo tras las vacaciones. Sin embargo, todo se hace más digerible cuando lo llevamos a cabo con estilo. Ya hace algunas temporadas que la moda preppy o college nos acompaña en tan arduo cometido y se queda con nosotros durante todo el año. De líneas clásicas y derrochando clase, este look colegial surgido en las universidades norteamericanas de los años 50 se va adaptando a los nuevos tiempos con sus piezas clave como insignia: blazers, faldas a cuadros, calzas o corbatas que combinan colores fuertes con otros neutros.

Tommy Hilfiger ad 2013

Tommy Hilfiger Fall/Winter 2012/2013

Con Tommy Hilfiger y Ralph Lauren como diseñadores principales, este estilo es una mezcla de ingenuidad, picardía y elegancia que se puede llevar en total look o añadiendo pinceladas para dar un toque clásico y juvenil a distintos outfits. Es quizás por esta última característica por la que las prendas de inspiración preppy son y han sido protagonistas de los estilismos de infinidad de videoclips, películas y series americanas adolescentes, cuyas estrellas principales llevan sus uniformes de instituto y universidad más allá de los muros de las instituciones docentes.

Britney Spears

Britney Spears, Baby One More Time Video (1998)

Ya en los años 70, Grease emulaba el estilo de los jóvenes americanos de los 50 a través de looks colegiales que a día de hoy siguen siendo copiados y admirados.

Grease cheerleadersDesde entonces, muchas series han usado los uniformes colegiales como reclamo principal. Es el caso de Gossip Girl, show en el que la mayor parte de los personajes vestían y visten el atuendo que el Constance/Saint Jude marcaba y adaptándolo a sus propios estilos:

Trendy como Serena Van der Woodsen.

Serena College

Clásico como Blair Waldorf y sus secuaces.

Blair college

Blair possePersonalizado como Jenny Humphrey o siguiendo las normas a rajatabla como su hermano Dan.

Jenny y Dan college

Y también desprendiendo clase y poderío como los envidiados Nate Archivald y Chuck Bass.

Chuck y Nate CollegeO demostrando que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte, como la rebelde Sage.

Sage College

Las que también pisan fuerte son las protagonistas de Pretty Little Liars. Haciendo gala de cuatro estilos muy distintos, dos de ellas mezclan en sus atuendos prendas preppy que endulzan su estilo en el caso de Aria y que conforman la base de sus looks si hablamos de Spencer.

Aria college

Spencer college

Muy distinta es la historia de los protagonistas de The Vampire Diaries. Las aventuras sobrenaturales que transcurren Mystic Falls no dejan tiempo para los estudios, pero sí para que Matt pasee su beisbolera por el patio y para que Elena, Bonnie y Caroline demuestren sus dotes como animadoras con uniformes que poco tienen que ver con el que la inocente Sandy vestía en Grease, pero con claras influencias college.

cheerleaders college TVD

caroline cheerleader

Otras cheerleaders cuya serie se vertebraba alrededor de un instituto fueron las impresionantes alumnas del instituto de Tree Hill. Animadoras del equipo de baloncesto de su centro de estudios, las protagonistas de la recientemente acabada One Tree Hill hacían las delicias de los jugadores de los Ravens de Tree Hill.

ONE TREE HILL cheerleaders

Menos sensual era el uniforme con el que la dulce Rory Gilmore acudía a la escuela que le causaría desvelos y alegrías durante las primeras temporadas de Gilmore Girls. Los estudiantes de Chilton adoptaron la moda college por norma: faldas de cuadros, chalecos de punto y blazers eran la base de sus outfits diarios.

Rory college

Y aunque no se trate de una serie de instituto, también en Mad Men vemos guiños a la moda college en los atuendos de los más pequeños.

Mad Men college

Pero este estilo no es exclusivo delos shows más recientes. Ya en Smallville veíamos a Clark Kent y sus amigos vestir beisboleras universitarias y en Sexo and the City la fashionista Carrie Bradshaw se adelantaba, como siempre, a las tendencias paseando con calzas antes de que se convirtieran en furor.

smallville college

Sex and The City college

Mucho colorido y outfits con clase nos recuerdan que no solo usamos ropa preppy para regresar a las aulas. A unos pocos días de las vacaciones de Navidad, este estilo sigue presente en las calles de toda ciudad y es que a pesar de que las clases ya empezaron en septiembre la inspiración college copa nuestros armarios. ¿Quién dijo que la vuelta al cole es aburrida?

Aunque a muchos nos dé mucha pena Gossip Girl llega a su fin. El show,  basado en una serie de novelas de  Cecily von Ziegesar, tuvo todos los ingredientes necesarios para triunfar y es su sexta temporada la que pondrá cierre a las aventuras de los jóvenes uppereastsiders. Con la tecnología móvil y los líos de faldas como telón de fondo, esta crítica a la alta sociedad neoyorquina ha tenido un principal protagonista a lo largo de sus seis temporadas que ha sido el componente más popular de la serie (además de un elenco muy bien escogido): la moda.

Gossip Girl

No es la primera vez que el interés por looks a la última creados por los mejores estilistas con prendas de las firmas más celebradas es una parte imprescindible para el éxito de una serie. Lo mismo ocurrió hace unos años con Sexo en Nueva York, show a través del cual Sarah Jessica Parker se convirtió en icono de estilo. Tiempo después, los protagonistas de Gossip Girl son imagen de firmas de moda, copan portadas de revistas de la industria fashion y su función de prescriptores y marcadores de tendencia traspasa la pequeña pantalla.

Gucci Blake Lively

Leighton Meester Vera Wang

Sin embargo, no solo Blake Lively, Leighton Meester, Ed Westwick, Badgley Penn o Chace Crawford son los  protagonistas indiscutibles. Y es que aunque son los más populares no están solos. Desde el inicio de la serie, si hay un personaje que encarna la elegancia y cuyos estilismos son siempre impecables esa es Kelly Rutherford, más conocida como Lily Van der Woodsen, Lily Humphrey o, en la actualidad, Lily Bass. La madre de Serena comenzó como un personaje tímido que fue ganando protagonismo a medida que avanzaba la serie, pero que también fue ganando en detractores y en la presente temporada Lily es tan odiada dentro como fuera de la pantalla.

Kelly Rutherford

De lo que no hay duda es de que los outfits de la poderosa y envidiada Lily Van der Woodsen son tanto o más dignos de atención que los de su hija en la serie. A través de un estilo sobrio y elegante, la madre más odiada del Upper East Side es también la más elegante.

En las fiestas más glamourosas de Manhattan Lily siempre acapara miradas. Badgley Mishka, Dior, Reem Acra, Michael Kors o Vera Wang firman los vestidos de la madre más implacable de la isla neoyorquina.

Lily Badgley mishka

Lily Dior

Lily Reem Acra

Lily Michael Kors

Lily vera wang

Pero Lily también enamora en su día a día. Sobria y clásica, ataviada con vestidos sencillos y joyas impresionantes combinados con el moño bajo que la caracteriza, la madre de la explosiva Serena presume de estilo vestida por diseñadores como Dolce&Gabbana, Carolina Herrera, Thomas Pink, Jonathan Saunder o Lela Rose.

Lily Dolce&Gabbana

carolina herrera

Lily Thomas Pink

Lily Jonathan Saunder

Lily lela rose

Y si hay algo en lo que la cabeza de familia de los Van der Woodsen tiene un gusto exquisito es en los bolsos. Bulgari, Yves Saint Laurent, Dior, Cartier o Hermès firman los iconos que cuelgan de su brazo.

Lily Bvlgari

Lily Yves Saint Laurent

Miss Dior Lily

Cartier Lily

Lily Herrmès

Con un diez en estilo, Lily Bass suspende, sin embargo, entre los seguidores de la serie, cuya trama se ha vuelto en su contra. Con un marido preocupado solamente por sí mismo y una parte de su familia intentando destruirla, tan solo nos quedan tres capítulos para conocer el destino de la madre más elegante del Upper East Side y para ver el final de Gossip Girl que, sin duda, será apoteósico.

Lily Gossip Girl

“It’s not a journey. Every journey ends but we go on. The world turns and we turn with it. Plans disappear, dreams take over. But wherever I go there you are. My luck, my fate, my fortune.  Chanel nº5, inevitable.”

“No es un viaje. Los viajes terminan pero nosotros continuamos. El mundo gira y nosotros giramos con él. Los planes se desvanecen, los sueños triunfan. Pero adondequiera que vaya ahí estás tú. Mi suerte, mi destino, mi fortuna. Chanel nº5, ineludible.”

Parte 1

 

Estas son literalmente las palabras que el actor Brad Pitt pronuncia en el nuevo anuncio de Chanel nº5, un video que forma parte de la nueva campaña de la Maison y que ya está dando mucho de qué hablar. Desde que se hizo pública la decisión de convertir a Brad en el primer hombre que presta su imagen para promocionar el perfume femenino más popular de la casa francesa, la expectación ha ido en aumento hasta que, por fin la semana pasada, pudimos ver la primera parte del anuncio. En ella se nos muestra a un Brad Pitt maduro, sensual y elegante que se completa con la figura de dos mujeres que aparecen en el segundo video. Críticas aparte, podemos afirmar que los años pasan por el actor como por el buen vino y prueba de ello es que nadie puede apartar los ojos de la pantalla durante los 30 segundos en los que uno de los hombres más deseados de la historia del cine nos habla sobre el mito perfumístico más importante de todos los tiempos.

Parte 2

 

Como todo lo sellado por la inmortal Coco, Chanel nº5 estaba condenado a vivir para siempre. Creado en 1920, su historia tiene tanto de verdad y de leyenda como la biografía de su propia creadora. Aquel año no fue bueno para Gabrielle en el terreno personal. El hombre que había lanzado su carrera profesional y también el único hombre que la diseñadora había amado, el magnate inglés Arthur Capel más conocido como Boy, había muerto las navidades de 1919 en un trágico accidente automovilístico. Chanel nunca se recuperaría de esa pérdida, a pesar de los esfuerzos de su amiga polaca Misia Sert, socialité de la época y responsable de que Coco conociese a la gran duquesa María Pavlovna y a su hermano, el gran duque Dimitri. Los duques rusos, supervivientes del asesinato de sus familiares Romanov, fueron claves en la historia del mítico perfume al ser los artífices del encuentro en Grasse de Coco Chanel con el químico perfumista Ernest Beaux.

CocoChanel 1937Aunque otros grandes diseñadores de la época como Paul Poiret también habían adivinado el potencial de la simbiosis moda-perfume, ninguno acertó tanto en su composición como Chanel. Poco amiga de camuflar olores, la diseñadora dio finalmente su brazo a torcer pero alejándose, como siempre, de lo convencional. Coco se negó a crear otra fragancia floral, demanda de las mujeres de la época, y dio el visto bueno a un aroma en el que se adivinaban gotas de amante ruso mezcladas con mucho misticismo y con restos de un amor imposible. Entre intrigas y suspense, se creó también un frasco muy diferente a los acostumbrados en la época. Sencillo y transgresor, sin formas extrañas ni apariencia ostentosa, el contenedor del Chanel nº5 era solo eso, un simple frasco que mostraba aquel líquido delicioso, objeto de deseo.

Frasco Chanel nº5Un deseo que se incrementó en los años 50 gracias a las declaraciones de la rubia más explosiva de todos los tiempos. Marilyn Monroe afirmaba que dormía arropada tan solo por unas gotas del elixir francés.

Chanel nº5 Marilyn

No es de extrañar que a partir de entonces la Maison haya querido contar en sus campañas con las caras más bellas y aclamadas del séptimo arte para contribuir a la leyenda.

En los años 60 las actrices Lauren Hutton y Cheryl Tiegs, fotografiadas por Richard Avedon y Jérome Ducrot, prestaron su imagen para los anuncios de la década.

Lauren Hutton 1968

CherylTiegs 1969Los rostros de los 70 y 80 no fueron menos relevantes. Ali McGraw y Catherine Deneuve protagonizaron dos exitosas campañas que desprendían la elegancia del aroma Chanel.

Ali MacGraw 1971

Catherine Deneuve 1976Los 90 estuvieron marcados por la sensualidad de la actriz y Chica Bond Carole Bouquet, fotografiada por Dominique Issermann.

Carole Bouquete 1997

El comienzo del nuevo siglo no perdió la sensualidad de la década anterior. Estella Warren fue Caperucita en una campaña que iniciaría la serie de anuncios con sabor onírico que ha realizado la casa francesa desde entonces.

Estella Warren 2001Nicole Kidman y Audrey Tatou, protagonista del film Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel, siguieron el camino marcado por la campaña de principios de la década y sus anuncios se erigieron como escenarios de ensueño construidos alrededor del objeto más codiciado.

Nicole Kidman 2004Audrey Tatou Chanel nº5¿Quién mejor, entonces, para seguir la estela de los rostros femeninos más hermosos del cine que el rostro masculino más sexy del star system? Fotografiado por Steven Klein y continuando la estética soñadora de los últimos tiempos, ¿alguien puede resistirse al encanto del primer hombre?

Brad Pitt Chanel nº5 2012

No es ninguna novedad que las celebrities y el marketing son dos elementos que siempre se han llevado muy bien. Las firmas lo saben y desde hace años diseñadores y casas de moda han tenido como musas a las diosas del séptimo arte. Desde Audrey Hepburn con Givenchy o Marilyn Monroe con Chanel nº5, los iconos se han unido desde el principio de los tiempos y hoy en día la moda se aprovecha de que no hay mejor prescriptor que una celebrity. Tanto es así que cada vez hay más productos de moda y cosmética que son recordados casi más por el famoso que los anuncia que por la casa que los crea. Ventaja o inconveniente, lo que sí es cierto es que pocas firmas arriesgan con caras desconocidas para anunciar sus productos estrella.

Una de las casas de moda que no se ha resistido a los encantos de las bellezas del cine es Dior. La Maison francesa ha empleado y emplea los rostros más bellos y sofisticados del star system. Su última incorporación es la actriz de origen ucraniano Mila Kunis, protagonista de la campaña de los bolsos Miss Dior de este año. Antes que ella, su compañera de reparto en Black Swan, Natalie Portman, se convirtió en imagen del perfume Miss Dior Chérie, siguiendo los pasos de la aclamada Charlize Theron, estrella del anuncio del mítico perfume J’adore. También la italiana Monica Bellucci y la francesa Marion Cotillard, estrella de las aclamadas fashion films dedicadas al icónico Lady Dior,  prestaron sus rostros a la firma en 2008 y 2010 respectivamente.

Pero si hablamos de iconos no pueden faltar los de Chanel. Y, aunque sustituir a la belleza seductora de Marilyn Monroe es imposible, el perfume por excelencia de la casa, Chanel nº5, no puede quejarse de embajadores: Nicole Kidman, cuya elegancia innata la ha llevado a ser protagonista de la campaña de la firma de relojes de lujo Omega, Audrey Tatou y ahora Brad Pitt, primer hombre en convertirse en imagen del clásico, son algunos de los rostros que han continuado la estela dejada por Marilyn. Aun así, Coco Mademoiselle, otra de las fragancias de la casano tiene nada que envidiar al icono, ya que la bella Keira Knightley, muy bien acompañada en el anuncio por el actor argentino Alberto Ammann, le ha puesto imagen. Y a pesar de que seducir al gran Káiser no es tarea fácil, Blake Lively lo consiguió el pasado año convirtiéndose  en protagonista de la campaña de los bolsos icónicos de la casa francesa.

Otras famosas casas de moda que no se han quedado atrás en lo que a embajadores de lujo se refiere son Dolce & Gabbana, con Scarlett Johansson y Matthew Mcconaughey como rostros del perfume The One o Gucci con Jennifer López, que hizo doblete el año pasado al convertirse en imagen de la firma española Tous.

Y doblete hace también Eva Mendes, una de las actrices más cotizadas del momento que ha prestado su rostro a dos de las firmas más relevantes del panorama: Thierry Mugler con su perfume Angel y Calvin Klein.

Otra firma conocida por los rostros que emplea es L’oreal. Su frase “Porque yo lo valgo” ha estado en boca de las actrices más bellas, entre las que destacan la latina Eva Longoria y la oscarizada Penélope Cruz.

Angelina Jolie para Louis Vuitton, Anne Hathaway para Tod’s o Emma Watson para la fragancia ultrafemenina Midnight Rose de Lancôme, ninguna actriz de moda se escapa a las campañas de las firmas más importantes del mundo de la moda y la cosmética.

¿Las novedades más chic del año? Pues además de Mila Kunis para Dior, Vera Wang ha fichado a Leighton Meester para su nuevo perfume Love Struck; Miu Miu ha escogido a la actriz y modelo Chloë Sevigny para su campaña de otoño/invierno; Burberry cuenta con la imagen de Gabriella Wilde acompañada del músico Roo Panes; Balenciaga se ha decantado por la polémica Kristen Stewart como rostro de su última fragancia Florabotanica; y Loewe incorpora a sus filas a la española Clara Lago, que se une al gallego Martín (Martiño) Rivas en una campaña que ha dado la vuelta a la red y que ha causado un gran revuelo.

Guapos, elegantes y sofisticados, las firmas se los rifan y ellos se dejan querer. ¿Alguien da más?

La polifacética Carla Bruni para Dior. 1995

Corre el año 2011 en París y el escritor y guionista Gil Pender (Owen Wilson) disfruta de sus vacaciones en la ciudad del amor junto a su prometida Inez (Rachel McAdams). En la búsqueda de inspiración para terminar su novela, Gil se ve arrastrado, a través de una mezcla entre realidad y ficción, a los años veinte parisinos, una de las épocas doradas vividas por la ciudad con más charme. Midnight in Paris es la última obra maestra del director estadounidense Woody Allen y con ella nos introduce en una era de esplendor que todos querríamos revivir.

Tras la primera Gran Guerra, las vanguardias se consolidaban tanto en las artes como en las letras, y artistas, cineastas o escritores emergentes se concentraban en París, donde la fiesta no había hecho más que comenzar. El constructivismo ruso y el racionalismo dominaban la década y su influencia en el arte y, sobre todo, en la moda era más que notable. En lo que a esta última se refiere, la Primera Guerra Mundial supuso un antes y un después. Tras la sangrienta contienda, las mujeres empezaron a sustituir a sus hombres caídos en el trabajo. Ropa cómoda pero muy chic conformaba la estética de los veinte. La silueta andrógina en forma de cilindro dominaba la escena, la cintura cayó y las faldas se acortaron, al igual que el cabello, que fue recortándose a medida que avanzaba la década.

Con el sombrero cloché y la desaparición de la forma femenina como símbolos principales, los nuevos talentos de la moda crearon escuela. Entre nombres como Madeleine Vionnet o Madame Paquin, una figura sobresalió más que ninguna otra, la de la inigualable Coco Chanel, encargada de encumbrar este nuevo ideal de mujer  que duró hasta la década siguiente, cuando el crack del 29 y el ascenso de los nacionalismos pusieron punto y final a la fiesta parisina.

Y, precisamente en este París de fiesta, brillos y desenfreno, entre nombres como Hemingway, Scott y Ella Fitzgerald, Picasso, Buñuel o Dalí, es por donde se pasea el protagonista de Midinight in Paris, y donde conocerá a la bella Adriana (Marion Cotillard), discípula de Chanel y enamorada de la Belle Epoque.

La estética parisina y la dulzura de la joven Adriana, ataviada según las consignas de la moda de la época, enamorarán perdidamente a Gil, que cada medianoche regresará a buscar inspiración entre artistas y celebraciones.

Magia, esplendor y mucho encanto es lo que desprende el último filme de Woody Allen, que nos invita a ser testigos, a través de todas las manifestaciones del arte, de una era tan prolífica como festejada, y que aún hoy en día muestra su influencia en todo tipo de creaciones, entre ellas las de la moda, que cada año llena las pasarelas con detalles de la década de los veinte, sin duda una de las más revisitadas.

Hace ya más de un siglo que Marquis Mills Converse creaba en Massachusetts las zapatillas más populares de la historia del calzado. Las Converse empezaban su andadura con un diseño muy similar al actual pero hecho con caucho, material que poco después se combinaría con lona y las llevaría al estrellato. Calzado por excelencia del baloncesto desde 1917, cuando se introdujo el modelo All Star, su diseño fue mejorado y popularizado por el baloncestista Chuck Taylor, encargado no solo de dar a conocer las zapatillas por todo el mundo, sino también de modificar su apariencia hasta hacerlas tal y como las conocemos hoy en día. No fue, sin embargo, hasta los años 60 cuando Converse se expandió mundialmente y se empezaron a introducir novedades en su fabricación como nuevos diseños, colores, formas y materiales. Hacia los años 70 y 80 ya era oficial, Converse había tomado la calle.

Hace ya tiempo que las All Star han dejado de ser un calzado exclusivo para deportistas y hoy nos las encontramos a la venta en cualquier parte del mundo y su uso se ha extendido de tal forma que las empleamos tanto para hacer deporte, como para salir de compras o ir a un festival. Cómodas, funcionales y sobreviviendo a las tendencias, las revistas de moda las encumbran hasta tal punto que ninguna celebrity osa prescindir de ellas, motivo por el que siempre se encuentran unas Converse en todo set de grabación, serie, película y, por supuesto, en la calle.

Todos estos motivos son quizás los culpables de que seamos testigos de cómo las protagonistas de Pretty Little Liars hacen de las Converse el complemento ideal de sus looks . Ya desde la primera temporada veíamos como Aria Montgomery (Lucy Hale) y Emily Fields (Shay Mitchel), haciendo gala de dos estilos completamente diferentes, vestían el modelo All Star en más de una ocasión.

Pero si hay un show que se ha convertido en referente de estilo ese es Gossip Girl. Con Eric Daman como estilista, no hay nada que sus protagonistas no vistan y que no sea o no se convierta en tendencia al momento. Hace algunas temporadas veíamos a Jessica Szohr (Vanessa Abrams en la serie) luciendo unas Converse en el set de grabación.

Y aunque la moda no sea, desde luego, el lei motiv de sitcoms como The Big Bang Theory, Modern Family o How I met Your Mother, que sus protagonistas luzcan las All Star es un claro ejemplo de que son las zapatillas más versátiles de la historia.

Y además de versatilidad otra de las características de las archiconocidas zapatillas es, sin duda, la comodidad. Quizás por eso las usa Elena Gilbert (Nina Dobrev) en su lucha contra el mal en The Vampire Diaries, la serie actual de vampiros más popular después de True Blood, cuyos protagonistas también escogen las Converse para enfrentarse a los peligros de Bon Temps. En este caso es la incondicional Tara Thornton (Rutina Wesley) la que las viste.

No sabemos si es porque el baloncesto era la trama alrededor de la que siempre giró One Tree Hill o por la universalidad de Converse, pero varios de los protagonistas del drama lucieron las zapatillas en diversas ocasiones. Desde la más rebelde de la serie, Peyton Sawyer (Hilary Burton), hasta el reconvertido Nathan Scott (James Lafferty) las lucieron temporada tras temporada.

También los personajes de Rory Gilmore (Alexis Bledel) y Meredith Grey (Ellen Pompeo) se han rendido al encanto de las All Star en sus respectivas series: Gilmore Girls y Grey’s Anatomy.

Estrella de outfits ganadores, complemento universal por excelencia y básico imprescindible de todo armario, las Converse siguen pisando fuerte más de un siglo después de su invención, demostrando que no hay terreno que se les resista ni zapatilla que las supere.

Hace menos de una semana comenzó uno de los eventos más esperados del año. Los Juegos Olímpicos de Londres se iniciaron hace tan solo cuatro días pero la bandera británica no ondea tan solo por el tributo al deporte. El Jubileo de la reina Isabel II de Inglaterra también ha tenido mucho que ver para que el sentimiento patriótico haya exaltado los corazones ingleses y se haya extendido por todo el mundo. Y entre fiestas y celebraciones, la moda no ha sido menos y también ha querido aportar su granito de arena en un año en el que Londres ha pasado de ser la capital de un país a convertirse en dictadora de estilo. Y aunque esta temporada no se ha dejado de hablar de la ciudad de las tendencias por excelencia y firmas como Gucci, Mulberry, Jimmy Choo o Hunter han querido demostrar que Londres está de moda con colecciones dedicadas exclusivamente a la Union Jack, también es cierto que no es novedad que la bandera de Reino Unido ocupe armarios y guardarropas adornando todo de tipo de prendas y complementos. De hecho, no es la primera vez que las grandes casas de la moda rinden culto a la bandera británica. Hace ya unos años, la firma parisina Chanel le dedicó una de sus creaciones en edición limitada.

Tampoco es una novedad que los actores y actrices del star system se apunten a la moda de la Union Jack. Aunque quizás este año veamos a muchos de ellos llevando creaciones exclusivas con la bandera como emblema, ya otras veces fuimos testigos de cómo las celebrities lucían este tipo de prendas y complementos. Es el caso de, entre otros, David Hasselhof, el eterno Mitch Buchannon de Los Vigilantes de la Playa,  la pequeña del clan de los Smith, Willow, o la actriz de Gilmore Girls, Krysten Ritter.

Tampoco es la primera vez que vemos a las jóvenes actrices Miley Cyrus, Emma Watson y AJ Michalka con la bandera británica protagonizando o complementando sus elogiados looks.

La Union Jack también fue la estrella de la línea Material Girl que Madonna y su hija Lourdes diseñaron para Macy’s y cuya protagonista fue la irreverente y polifacética Kelly Osbourne.

Pero, por otro lado, otras celebrities han decidido apuntarse más tarde a la tendencia. Entre ellas se encuentran dos de las numerosas cantantes reconvertidas en actrices: la inglesa Pixie Lott y la canadiense Avril Lavigne.

Otras que pasearon orgullosas la bandera estos días son la actriz de Crepúsculo, Asheley Greene, la actriz y blogger española Paula Echevarría o las jovencísimas Zendaya y Bella Thorne, que unieron acertadamente la tendencia a otra muy inglesa: las botas Dr. Martens.

No hay duda de que este es el año de los británicos y de su bandera, que seguirá en nuestros armarios incluso cuando los Juegos hayan terminado.

▽ MODADDICTION ▽

✚ Trends & Style blog BY JEHNI ✚

El Castor cook&fun

Los mejores momentos se comparten!

ATELIER c157

- ART & PHOTOGRAPHY -

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

let's•talk•chic

My view on fashion world

nascaranda

peliculas, cine, criticas y algo de literatura fantastica

COMUNICACIÓN OFFLINE, PUNTO Y APARTE

Un blog para reflexionar hacia dónde va la comunicación

TheStyleWindow

Fashions fade, style is eternal.

bohème blog

the original blog of hippie and bohème lifestyle

Cotton & Gold

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blogmodayestilo

Tendencias para hombres

Nyxstyle

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The Sartorialist

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Amlul by Gala González

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Trendy Tailor

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.