archivo

Chanel

“It’s not a journey. Every journey ends but we go on. The world turns and we turn with it. Plans disappear, dreams take over. But wherever I go there you are. My luck, my fate, my fortune.  Chanel nº5, inevitable.”

“No es un viaje. Los viajes terminan pero nosotros continuamos. El mundo gira y nosotros giramos con él. Los planes se desvanecen, los sueños triunfan. Pero adondequiera que vaya ahí estás tú. Mi suerte, mi destino, mi fortuna. Chanel nº5, ineludible.”

Parte 1

 

Estas son literalmente las palabras que el actor Brad Pitt pronuncia en el nuevo anuncio de Chanel nº5, un video que forma parte de la nueva campaña de la Maison y que ya está dando mucho de qué hablar. Desde que se hizo pública la decisión de convertir a Brad en el primer hombre que presta su imagen para promocionar el perfume femenino más popular de la casa francesa, la expectación ha ido en aumento hasta que, por fin la semana pasada, pudimos ver la primera parte del anuncio. En ella se nos muestra a un Brad Pitt maduro, sensual y elegante que se completa con la figura de dos mujeres que aparecen en el segundo video. Críticas aparte, podemos afirmar que los años pasan por el actor como por el buen vino y prueba de ello es que nadie puede apartar los ojos de la pantalla durante los 30 segundos en los que uno de los hombres más deseados de la historia del cine nos habla sobre el mito perfumístico más importante de todos los tiempos.

Parte 2

 

Como todo lo sellado por la inmortal Coco, Chanel nº5 estaba condenado a vivir para siempre. Creado en 1920, su historia tiene tanto de verdad y de leyenda como la biografía de su propia creadora. Aquel año no fue bueno para Gabrielle en el terreno personal. El hombre que había lanzado su carrera profesional y también el único hombre que la diseñadora había amado, el magnate inglés Arthur Capel más conocido como Boy, había muerto las navidades de 1919 en un trágico accidente automovilístico. Chanel nunca se recuperaría de esa pérdida, a pesar de los esfuerzos de su amiga polaca Misia Sert, socialité de la época y responsable de que Coco conociese a la gran duquesa María Pavlovna y a su hermano, el gran duque Dimitri. Los duques rusos, supervivientes del asesinato de sus familiares Romanov, fueron claves en la historia del mítico perfume al ser los artífices del encuentro en Grasse de Coco Chanel con el químico perfumista Ernest Beaux.

CocoChanel 1937Aunque otros grandes diseñadores de la época como Paul Poiret también habían adivinado el potencial de la simbiosis moda-perfume, ninguno acertó tanto en su composición como Chanel. Poco amiga de camuflar olores, la diseñadora dio finalmente su brazo a torcer pero alejándose, como siempre, de lo convencional. Coco se negó a crear otra fragancia floral, demanda de las mujeres de la época, y dio el visto bueno a un aroma en el que se adivinaban gotas de amante ruso mezcladas con mucho misticismo y con restos de un amor imposible. Entre intrigas y suspense, se creó también un frasco muy diferente a los acostumbrados en la época. Sencillo y transgresor, sin formas extrañas ni apariencia ostentosa, el contenedor del Chanel nº5 era solo eso, un simple frasco que mostraba aquel líquido delicioso, objeto de deseo.

Frasco Chanel nº5Un deseo que se incrementó en los años 50 gracias a las declaraciones de la rubia más explosiva de todos los tiempos. Marilyn Monroe afirmaba que dormía arropada tan solo por unas gotas del elixir francés.

Chanel nº5 Marilyn

No es de extrañar que a partir de entonces la Maison haya querido contar en sus campañas con las caras más bellas y aclamadas del séptimo arte para contribuir a la leyenda.

En los años 60 las actrices Lauren Hutton y Cheryl Tiegs, fotografiadas por Richard Avedon y Jérome Ducrot, prestaron su imagen para los anuncios de la década.

Lauren Hutton 1968

CherylTiegs 1969Los rostros de los 70 y 80 no fueron menos relevantes. Ali McGraw y Catherine Deneuve protagonizaron dos exitosas campañas que desprendían la elegancia del aroma Chanel.

Ali MacGraw 1971

Catherine Deneuve 1976Los 90 estuvieron marcados por la sensualidad de la actriz y Chica Bond Carole Bouquet, fotografiada por Dominique Issermann.

Carole Bouquete 1997

El comienzo del nuevo siglo no perdió la sensualidad de la década anterior. Estella Warren fue Caperucita en una campaña que iniciaría la serie de anuncios con sabor onírico que ha realizado la casa francesa desde entonces.

Estella Warren 2001Nicole Kidman y Audrey Tatou, protagonista del film Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel, siguieron el camino marcado por la campaña de principios de la década y sus anuncios se erigieron como escenarios de ensueño construidos alrededor del objeto más codiciado.

Nicole Kidman 2004Audrey Tatou Chanel nº5¿Quién mejor, entonces, para seguir la estela de los rostros femeninos más hermosos del cine que el rostro masculino más sexy del star system? Fotografiado por Steven Klein y continuando la estética soñadora de los últimos tiempos, ¿alguien puede resistirse al encanto del primer hombre?

Brad Pitt Chanel nº5 2012

Corre el año 2011 en París y el escritor y guionista Gil Pender (Owen Wilson) disfruta de sus vacaciones en la ciudad del amor junto a su prometida Inez (Rachel McAdams). En la búsqueda de inspiración para terminar su novela, Gil se ve arrastrado, a través de una mezcla entre realidad y ficción, a los años veinte parisinos, una de las épocas doradas vividas por la ciudad con más charme. Midnight in Paris es la última obra maestra del director estadounidense Woody Allen y con ella nos introduce en una era de esplendor que todos querríamos revivir.

Tras la primera Gran Guerra, las vanguardias se consolidaban tanto en las artes como en las letras, y artistas, cineastas o escritores emergentes se concentraban en París, donde la fiesta no había hecho más que comenzar. El constructivismo ruso y el racionalismo dominaban la década y su influencia en el arte y, sobre todo, en la moda era más que notable. En lo que a esta última se refiere, la Primera Guerra Mundial supuso un antes y un después. Tras la sangrienta contienda, las mujeres empezaron a sustituir a sus hombres caídos en el trabajo. Ropa cómoda pero muy chic conformaba la estética de los veinte. La silueta andrógina en forma de cilindro dominaba la escena, la cintura cayó y las faldas se acortaron, al igual que el cabello, que fue recortándose a medida que avanzaba la década.

Con el sombrero cloché y la desaparición de la forma femenina como símbolos principales, los nuevos talentos de la moda crearon escuela. Entre nombres como Madeleine Vionnet o Madame Paquin, una figura sobresalió más que ninguna otra, la de la inigualable Coco Chanel, encargada de encumbrar este nuevo ideal de mujer  que duró hasta la década siguiente, cuando el crack del 29 y el ascenso de los nacionalismos pusieron punto y final a la fiesta parisina.

Y, precisamente en este París de fiesta, brillos y desenfreno, entre nombres como Hemingway, Scott y Ella Fitzgerald, Picasso, Buñuel o Dalí, es por donde se pasea el protagonista de Midinight in Paris, y donde conocerá a la bella Adriana (Marion Cotillard), discípula de Chanel y enamorada de la Belle Epoque.

La estética parisina y la dulzura de la joven Adriana, ataviada según las consignas de la moda de la época, enamorarán perdidamente a Gil, que cada medianoche regresará a buscar inspiración entre artistas y celebraciones.

Magia, esplendor y mucho encanto es lo que desprende el último filme de Woody Allen, que nos invita a ser testigos, a través de todas las manifestaciones del arte, de una era tan prolífica como festejada, y que aún hoy en día muestra su influencia en todo tipo de creaciones, entre ellas las de la moda, que cada año llena las pasarelas con detalles de la década de los veinte, sin duda una de las más revisitadas.

Fue en febrero de 1955 cuando el genio de Gabrielle (Coco) Chanel se materializó en una magnífica creación que pasaría a la historia como uno de los iconos de la moda más deseados. El bolso 2.55 fue concebido a la manera de la diseñadora francesa, entre leyendas de su pasado y con la elegancia que caracteriza todos sus diseños. Años después, el gran Karl Lagerfeld, actual director creativo de la maison, alimentó el mito aplicando pequeñas transformaciones que mantienen vivo el deseo hoy en día y que han afianzado al icono como un modelo que traspasa generaciones. De la abuela a la hija y más tarde a la nieta, clásico, moderno, en distintos tamaños, texturas y colores, el bolso acolchado de cadena nunca muere y no tiene edad, no exige etiqueta ni excluye lugares por poco apropiados.

Aunque muchas veces se camufla, el 2.55 nunca pasa inadvertido. Así pudimos constatarlo en las Chicas Gilmore (Gilmore Girls), en la que la abuela más exigente y quisquillosa, pero también elegante, lo llevaba con ella a todas partes. Emily Gilmore (Kelly Bishop), ocupada en controlar la vida de las dos Lorelais (Lauren Graham y Alexis Bledel), se consideraba a sí misma como un exponente de estilo, y entre perlas, chaquetas de tweed y faldas lápiz de Dior no podía faltar el complemento estrella para una señora de su edad. Perfecta a los 60.

Pero también a los 40. Si hubo una serie que rindió culto a la moda esa fue Sexo en Nueva York (Sex and the City), en la que sus cuatro protagonistas, vestidas por Patricia Field, vertebraban su existencia en torno al sexo (como el propio nombre de la serie indica), pero sobre todo a la moda. Si Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker) se dejaba guiar por lo it, Samantha Jones (Kim Cattrall) por lo poderoso y agresivo y Miranda Hobbes (Cynthia Nixon) hacía gala de un estilo menos cuidado y más masculino, la clásica por excelencia era Charlotte York (Kristin Davis), cuyos estilismos se complementaban perfectamente con un elegante Lady Dior o, cómo no, con un perfecto Chanel 2.55.

Pero  esto no quiere decir que lo moderno y lo tradicional no formen un buen equipo y así lo demostró Gossip Girl. Con la democratización de la moda y el fenómeno it girl en pleno apogeo, Blair Waldorf (Leighton Meester) y Serena Van Der Woodsen (Blake Lively) mostraron en pantalla, de la mano de su estilista Eric Daman, que tanto la clásica como la it pueden derrochar estilo a los 20 con looks cuidados y desenfadados que exigen un mismo complemento icónico.  No es casualidad que, poco tiempo después del comienzo de la exitosa serie, Blake sedujera al mismísimo Kaiser y se convirtiera en imagen publicitaria de los bolsos de la maison.

Más de 50 años después  de su creación, si hay algo que nos ha quedado claro es que ni la edad, ni el estilo, ni los años transcurridos son un impedimento para que el diseño de la inigualable Coco siga siendo el tesoro con el que toda mujer sueña.

▽ MODADDICTION ▽

✚ Trends & Style blog BY JEHNI ✚

El Castor cook&fun

Los mejores momentos se comparten!

ATELIER c157

- ART & PHOTOGRAPHY -

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

let's•talk•chic

My view on fashion world

nascaranda

peliculas, cine, criticas y algo de literatura fantastica

COMUNICACIÓN OFFLINE, PUNTO Y APARTE

Un blog para reflexionar hacia dónde va la comunicación

TheStyleWindow

Fashions fade, style is eternal.

bohème blog

the original blog of hippie and bohème lifestyle

Cotton & Gold

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blogmodayestilo

Tendencias para hombres

Nyxstyle

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The Sartorialist

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Amlul by Gala González

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Trendy Tailor

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.