archivo

Moda

Es un hecho: a nadie (o a casi nadie) le gusta la vuelta a las clases o al trabajo tras las vacaciones. Sin embargo, todo se hace más digerible cuando lo llevamos a cabo con estilo. Ya hace algunas temporadas que la moda preppy o college nos acompaña en tan arduo cometido y se queda con nosotros durante todo el año. De líneas clásicas y derrochando clase, este look colegial surgido en las universidades norteamericanas de los años 50 se va adaptando a los nuevos tiempos con sus piezas clave como insignia: blazers, faldas a cuadros, calzas o corbatas que combinan colores fuertes con otros neutros.

Tommy Hilfiger ad 2013

Tommy Hilfiger Fall/Winter 2012/2013

Con Tommy Hilfiger y Ralph Lauren como diseñadores principales, este estilo es una mezcla de ingenuidad, picardía y elegancia que se puede llevar en total look o añadiendo pinceladas para dar un toque clásico y juvenil a distintos outfits. Es quizás por esta última característica por la que las prendas de inspiración preppy son y han sido protagonistas de los estilismos de infinidad de videoclips, películas y series americanas adolescentes, cuyas estrellas principales llevan sus uniformes de instituto y universidad más allá de los muros de las instituciones docentes.

Britney Spears

Britney Spears, Baby One More Time Video (1998)

Ya en los años 70, Grease emulaba el estilo de los jóvenes americanos de los 50 a través de looks colegiales que a día de hoy siguen siendo copiados y admirados.

Grease cheerleadersDesde entonces, muchas series han usado los uniformes colegiales como reclamo principal. Es el caso de Gossip Girl, show en el que la mayor parte de los personajes vestían y visten el atuendo que el Constance/Saint Jude marcaba y adaptándolo a sus propios estilos:

Trendy como Serena Van der Woodsen.

Serena College

Clásico como Blair Waldorf y sus secuaces.

Blair college

Blair possePersonalizado como Jenny Humphrey o siguiendo las normas a rajatabla como su hermano Dan.

Jenny y Dan college

Y también desprendiendo clase y poderío como los envidiados Nate Archivald y Chuck Bass.

Chuck y Nate CollegeO demostrando que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte, como la rebelde Sage.

Sage College

Las que también pisan fuerte son las protagonistas de Pretty Little Liars. Haciendo gala de cuatro estilos muy distintos, dos de ellas mezclan en sus atuendos prendas preppy que endulzan su estilo en el caso de Aria y que conforman la base de sus looks si hablamos de Spencer.

Aria college

Spencer college

Muy distinta es la historia de los protagonistas de The Vampire Diaries. Las aventuras sobrenaturales que transcurren Mystic Falls no dejan tiempo para los estudios, pero sí para que Matt pasee su beisbolera por el patio y para que Elena, Bonnie y Caroline demuestren sus dotes como animadoras con uniformes que poco tienen que ver con el que la inocente Sandy vestía en Grease, pero con claras influencias college.

cheerleaders college TVD

caroline cheerleader

Otras cheerleaders cuya serie se vertebraba alrededor de un instituto fueron las impresionantes alumnas del instituto de Tree Hill. Animadoras del equipo de baloncesto de su centro de estudios, las protagonistas de la recientemente acabada One Tree Hill hacían las delicias de los jugadores de los Ravens de Tree Hill.

ONE TREE HILL cheerleaders

Menos sensual era el uniforme con el que la dulce Rory Gilmore acudía a la escuela que le causaría desvelos y alegrías durante las primeras temporadas de Gilmore Girls. Los estudiantes de Chilton adoptaron la moda college por norma: faldas de cuadros, chalecos de punto y blazers eran la base de sus outfits diarios.

Rory college

Y aunque no se trate de una serie de instituto, también en Mad Men vemos guiños a la moda college en los atuendos de los más pequeños.

Mad Men college

Pero este estilo no es exclusivo delos shows más recientes. Ya en Smallville veíamos a Clark Kent y sus amigos vestir beisboleras universitarias y en Sexo and the City la fashionista Carrie Bradshaw se adelantaba, como siempre, a las tendencias paseando con calzas antes de que se convirtieran en furor.

smallville college

Sex and The City college

Mucho colorido y outfits con clase nos recuerdan que no solo usamos ropa preppy para regresar a las aulas. A unos pocos días de las vacaciones de Navidad, este estilo sigue presente en las calles de toda ciudad y es que a pesar de que las clases ya empezaron en septiembre la inspiración college copa nuestros armarios. ¿Quién dijo que la vuelta al cole es aburrida?

Aunque a muchos nos dé mucha pena Gossip Girl llega a su fin. El show,  basado en una serie de novelas de  Cecily von Ziegesar, tuvo todos los ingredientes necesarios para triunfar y es su sexta temporada la que pondrá cierre a las aventuras de los jóvenes uppereastsiders. Con la tecnología móvil y los líos de faldas como telón de fondo, esta crítica a la alta sociedad neoyorquina ha tenido un principal protagonista a lo largo de sus seis temporadas que ha sido el componente más popular de la serie (además de un elenco muy bien escogido): la moda.

Gossip Girl

No es la primera vez que el interés por looks a la última creados por los mejores estilistas con prendas de las firmas más celebradas es una parte imprescindible para el éxito de una serie. Lo mismo ocurrió hace unos años con Sexo en Nueva York, show a través del cual Sarah Jessica Parker se convirtió en icono de estilo. Tiempo después, los protagonistas de Gossip Girl son imagen de firmas de moda, copan portadas de revistas de la industria fashion y su función de prescriptores y marcadores de tendencia traspasa la pequeña pantalla.

Gucci Blake Lively

Leighton Meester Vera Wang

Sin embargo, no solo Blake Lively, Leighton Meester, Ed Westwick, Badgley Penn o Chace Crawford son los  protagonistas indiscutibles. Y es que aunque son los más populares no están solos. Desde el inicio de la serie, si hay un personaje que encarna la elegancia y cuyos estilismos son siempre impecables esa es Kelly Rutherford, más conocida como Lily Van der Woodsen, Lily Humphrey o, en la actualidad, Lily Bass. La madre de Serena comenzó como un personaje tímido que fue ganando protagonismo a medida que avanzaba la serie, pero que también fue ganando en detractores y en la presente temporada Lily es tan odiada dentro como fuera de la pantalla.

Kelly Rutherford

De lo que no hay duda es de que los outfits de la poderosa y envidiada Lily Van der Woodsen son tanto o más dignos de atención que los de su hija en la serie. A través de un estilo sobrio y elegante, la madre más odiada del Upper East Side es también la más elegante.

En las fiestas más glamourosas de Manhattan Lily siempre acapara miradas. Badgley Mishka, Dior, Reem Acra, Michael Kors o Vera Wang firman los vestidos de la madre más implacable de la isla neoyorquina.

Lily Badgley mishka

Lily Dior

Lily Reem Acra

Lily Michael Kors

Lily vera wang

Pero Lily también enamora en su día a día. Sobria y clásica, ataviada con vestidos sencillos y joyas impresionantes combinados con el moño bajo que la caracteriza, la madre de la explosiva Serena presume de estilo vestida por diseñadores como Dolce&Gabbana, Carolina Herrera, Thomas Pink, Jonathan Saunder o Lela Rose.

Lily Dolce&Gabbana

carolina herrera

Lily Thomas Pink

Lily Jonathan Saunder

Lily lela rose

Y si hay algo en lo que la cabeza de familia de los Van der Woodsen tiene un gusto exquisito es en los bolsos. Bulgari, Yves Saint Laurent, Dior, Cartier o Hermès firman los iconos que cuelgan de su brazo.

Lily Bvlgari

Lily Yves Saint Laurent

Miss Dior Lily

Cartier Lily

Lily Herrmès

Con un diez en estilo, Lily Bass suspende, sin embargo, entre los seguidores de la serie, cuya trama se ha vuelto en su contra. Con un marido preocupado solamente por sí mismo y una parte de su familia intentando destruirla, tan solo nos quedan tres capítulos para conocer el destino de la madre más elegante del Upper East Side y para ver el final de Gossip Girl que, sin duda, será apoteósico.

Lily Gossip Girl

El otoño es una estación de paso. Entre el final del verano y el principio del invierno sufrimos el anodino entretiempo con el principio de las lluvias y el frío. Sin embargo, aunque el clima nos resulte poco agradecido, cuando hablamos de moda la temporada otoñal nos ofrece un sinfín de posibilidades. Las propuestas innovadoras e it de las pasarelas nos dan a elegir entre multitud de prendas de abrigo que aúnan las últimas tendencias que marcan las firmas y que prescriben las celebrities y las bloggers más influyentes. Sin embargo, la lluvia y las bajadas de las temperaturas tan características del otoño tienen un denominador común: el trench o gabardina, el clásico británico por excelencia que jamás pasará de moda.

Burberry trench coat

Burberry trench coat

A finales del siglo XIX la moda masculina estaba en auge. Americanas, redingotes, abrigos Chesterfield y, en resumen, toda una serie de prendas de corte militar que se rendían a la nueva creación de tejidos. Oxford y Cambridge eran la cuna del nuevo chic y los hombres se rendían a los dictados de la moda londinense. Fue en esta época cuando Thomas Burberry inventó la prenda (cuya autoría reclama, sin mucho éxito, la también firma británica Acuasqutum) que se convertiría en emblema de su casa de modas, fundada en 1856. En 1880 Burberry creaba uno de los tejidos de origen militar más populares de todos los tiempos con el fin de abrigar a las tropas inglesas durante las Guerras de los Bóeres y la Primera Guerra Mundial.

Burberry logoPor aquel entonces Thomas Burberry no se imaginaba que su creación saldría victoriosa de la vida militar para convertirse en inmortal. La popularidad de esta prenda estrella se hizo patente en los años 30 y 40 del siglo XX, cuando las películas americanas del fenómeno Hollywood empezaron a usarla para representar a espías, gangsters o detectives privados. Poco a poco, el trench se fue introduciendo en los roperos femeninos hasta convertirse en lo que es hoy en día, una prenda que forma parte de los básicos imprescindibles de todo fondo de armario.

humphrey bogart

Humphrey Bogart en Casablanca (1942)

En los años 60 las actrices más aclamadas del star system se rindieron a los encantos de la gabardina. Audrey Hepburn, icono de estilo ya por aquel entonces, buscaba desesperada a Cat bajo la lluvia, enfundada en un trench durante la archiconocida escena final de Breakfast at Tiffany’s (1961); la belleza francesa Catherine Deneuve vestía la prenda estrella de Burberry en Umbrellas of Cherbourg (1964); Anna Karina la popularizaba en Made in USA (1966); y las sensuales Francoise Hardy y Brigitte Bardot la empleaban en su día a día convirtiéndola en una de las prendas más deseadas.

breakfast at tiffany's

Umbrellas of cherbourg

made-in-usa

Francoise Hardybrigitte bardotYa en los 80, Lauren Hutton enamoró vistiendo su gabardina junto a Richard Gere en American Gigolo (1980).

LaurenHuttonEn la actualidad, ninguna actriz se resiste a los encantos de la prenda de referencia de la firma inglesa y, ya sea dentro o fuera de los sets de grabación, todas visten el trench. Es el caso de las amienemigas más estilosas de la pequeña pantalla. Blair Waldorf (Leighton Meester) y Serena Van der Woodsen (Blake Lively) pasean sus gabardinas por el Upper East Side en Gossip Girl.

Blair Serena trench

Serena Blair TrenchOtras amienemigas (en la ficción) que se rindieron a los encantos del trench son Anne Hathaway y Kate Hudson. Entre sus espectaculares peleas en Bride Wars (2009) podríamos añadir una más si nos planteamos la pregunta inevitable: ¿quién lo lleva mejor?

Bride WarsCon un estilo muy distinto, la doctora Brennan de Bones (Emily Deschanel) viste la gabardina mientras resuelve crímenes imposibles.

Bones BrennanY ya fuera de la gran y la pequeña pantalla son muchas las actrices que se enfundan en un trench y lo convierten en el outfit perfecto sea cual sea la ocasión. Jessica Alba, Keira Knightley y Hayden Panettiere se unen al culto al invento más atemporal de Burberry.

Jessica Alba

Keira Knightley

Hayden PanettiereCómoda y funcional, pero siempre con la elegancia inglesa que la caracteriza, la gabardina es un clásico tan imprescindible como un LBD. Aunque siempre protagonista, los complementos son la clave para darle un toque actual y a la última y para crear outfits muy dispares. Tanto para día como para noche, el trench se erige como rey del otoño. Sin duda una apuesta segura.

Emma Watson Burberry

Emma Watson. Burberry Ad Campaign Fall/Winter 2009

“It’s not a journey. Every journey ends but we go on. The world turns and we turn with it. Plans disappear, dreams take over. But wherever I go there you are. My luck, my fate, my fortune.  Chanel nº5, inevitable.”

“No es un viaje. Los viajes terminan pero nosotros continuamos. El mundo gira y nosotros giramos con él. Los planes se desvanecen, los sueños triunfan. Pero adondequiera que vaya ahí estás tú. Mi suerte, mi destino, mi fortuna. Chanel nº5, ineludible.”

Parte 1

 

Estas son literalmente las palabras que el actor Brad Pitt pronuncia en el nuevo anuncio de Chanel nº5, un video que forma parte de la nueva campaña de la Maison y que ya está dando mucho de qué hablar. Desde que se hizo pública la decisión de convertir a Brad en el primer hombre que presta su imagen para promocionar el perfume femenino más popular de la casa francesa, la expectación ha ido en aumento hasta que, por fin la semana pasada, pudimos ver la primera parte del anuncio. En ella se nos muestra a un Brad Pitt maduro, sensual y elegante que se completa con la figura de dos mujeres que aparecen en el segundo video. Críticas aparte, podemos afirmar que los años pasan por el actor como por el buen vino y prueba de ello es que nadie puede apartar los ojos de la pantalla durante los 30 segundos en los que uno de los hombres más deseados de la historia del cine nos habla sobre el mito perfumístico más importante de todos los tiempos.

Parte 2

 

Como todo lo sellado por la inmortal Coco, Chanel nº5 estaba condenado a vivir para siempre. Creado en 1920, su historia tiene tanto de verdad y de leyenda como la biografía de su propia creadora. Aquel año no fue bueno para Gabrielle en el terreno personal. El hombre que había lanzado su carrera profesional y también el único hombre que la diseñadora había amado, el magnate inglés Arthur Capel más conocido como Boy, había muerto las navidades de 1919 en un trágico accidente automovilístico. Chanel nunca se recuperaría de esa pérdida, a pesar de los esfuerzos de su amiga polaca Misia Sert, socialité de la época y responsable de que Coco conociese a la gran duquesa María Pavlovna y a su hermano, el gran duque Dimitri. Los duques rusos, supervivientes del asesinato de sus familiares Romanov, fueron claves en la historia del mítico perfume al ser los artífices del encuentro en Grasse de Coco Chanel con el químico perfumista Ernest Beaux.

CocoChanel 1937Aunque otros grandes diseñadores de la época como Paul Poiret también habían adivinado el potencial de la simbiosis moda-perfume, ninguno acertó tanto en su composición como Chanel. Poco amiga de camuflar olores, la diseñadora dio finalmente su brazo a torcer pero alejándose, como siempre, de lo convencional. Coco se negó a crear otra fragancia floral, demanda de las mujeres de la época, y dio el visto bueno a un aroma en el que se adivinaban gotas de amante ruso mezcladas con mucho misticismo y con restos de un amor imposible. Entre intrigas y suspense, se creó también un frasco muy diferente a los acostumbrados en la época. Sencillo y transgresor, sin formas extrañas ni apariencia ostentosa, el contenedor del Chanel nº5 era solo eso, un simple frasco que mostraba aquel líquido delicioso, objeto de deseo.

Frasco Chanel nº5Un deseo que se incrementó en los años 50 gracias a las declaraciones de la rubia más explosiva de todos los tiempos. Marilyn Monroe afirmaba que dormía arropada tan solo por unas gotas del elixir francés.

Chanel nº5 Marilyn

No es de extrañar que a partir de entonces la Maison haya querido contar en sus campañas con las caras más bellas y aclamadas del séptimo arte para contribuir a la leyenda.

En los años 60 las actrices Lauren Hutton y Cheryl Tiegs, fotografiadas por Richard Avedon y Jérome Ducrot, prestaron su imagen para los anuncios de la década.

Lauren Hutton 1968

CherylTiegs 1969Los rostros de los 70 y 80 no fueron menos relevantes. Ali McGraw y Catherine Deneuve protagonizaron dos exitosas campañas que desprendían la elegancia del aroma Chanel.

Ali MacGraw 1971

Catherine Deneuve 1976Los 90 estuvieron marcados por la sensualidad de la actriz y Chica Bond Carole Bouquet, fotografiada por Dominique Issermann.

Carole Bouquete 1997

El comienzo del nuevo siglo no perdió la sensualidad de la década anterior. Estella Warren fue Caperucita en una campaña que iniciaría la serie de anuncios con sabor onírico que ha realizado la casa francesa desde entonces.

Estella Warren 2001Nicole Kidman y Audrey Tatou, protagonista del film Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel, siguieron el camino marcado por la campaña de principios de la década y sus anuncios se erigieron como escenarios de ensueño construidos alrededor del objeto más codiciado.

Nicole Kidman 2004Audrey Tatou Chanel nº5¿Quién mejor, entonces, para seguir la estela de los rostros femeninos más hermosos del cine que el rostro masculino más sexy del star system? Fotografiado por Steven Klein y continuando la estética soñadora de los últimos tiempos, ¿alguien puede resistirse al encanto del primer hombre?

Brad Pitt Chanel nº5 2012

Ya casi ha transcurrido una semana desde que tuvo lugar la ceremonia anual de entrega de los Premios Primetime Emmy en Los Ángeles. El pasado domingo 23, la 64 edición de los denominados Óscar de la televisión arrancaba a las 7 p.m. en el Nokia Theatre para premiar a las mejores series norteamericanas. Allí se dieron cita todos los talentos nominados, sus compañeros y muchos otros invitados que no se quisieron perder la gala y la consiguiente after party. ¿El resultado? Una amplia variedad de modelos firmados por los mejores diseñadores con las últimas tendencias como aliadas de excepción y con una única norma que cumplir, la que marca el protocolo para pisar la simbólica alfombra roja: siempre de largo.

Entre las asistentes pudimos recopilar un montón de tonalidades que reinarán esta temporada, pero fue el amarillo el que se erigió como rey de la fiesta, ya que muchas fueron las invitadas que se decantaron por el tono más cítrico de la paleta para brillar en la gala. Claire Danes y Julie Bowen, ganadoras del galardón a la mejor actriz de serie dramática la primera y a la mejor actriz secundaria de comedia la segunda, no solo coincidieron en ser premiadas por actuar en los dos shows triunfadores de la noche: Homeland y Modern Family, respectivamente. Ambas actrices y la protagonista de The Big Bang Theory, Kaley Cuoco, cuya serie se quedó a las puertas del galardón a la mejor comedia, escogieron vestidos strapless de un amarillo muy estridente. Lanvin, Monique Lhuillier y Ángel Sánchez firmaron los modelos de las tres rubias más populares de la televisión.

También de amarillo, aunque en un tono más suave, se dejaron ver en la alfombra roja Hannah Simone, la explosiva Cece de New Girl, ataviada con un modelo firmado por Emilio Pucci, y la galardonada Julianne Moore, que recogió la estatuilla a la mejor actriz de telefilme por Game Change vestida de Dior Couture.

Pero, aunque el amarillo fue el color más popular, no fue el único que se dejó ver en la noche de la televisión. Los brillos metalizados en vestidos muy atrevidos se convirtieron en otra de las tendencias de la gala. Lucy Liu deslumbró con un modelo de Versace; Sofía Vergara, nominada a mejor actriz secundaria de comedia por su papel de Gloria en Modern Family, lució un vestido con brillos metálicos de corte sirena firmado por Zuhaid Murad; y Kerry Washington, conocida por su papel de esposa de Ray Charles en el filme Ray, asistió vestida por Vivienne Westwood.

Aun así, las más atrevidas fueron las celebrities que se dejaron ver en la ceremonia con vestidos adornados con los prints más chic de la temporada. Julianna Margulies, nominada a mejor actriz de drama por The Good Wife, lució un modelo floreado de Giambattista Valli, mientras que la joven Ariel Winter, Alex en Modern Familly, se decantó por un outfit muy juvenil firmado por Katharine Kidd. Por su parte, Elisabeth Moss, nominada a mejor actriz por Mad Men, posó con un vestido muy flamenco de Dolce&Gabbana.

Encaje y brocados+corte pixie fueron las tendencias combinadas por Lena Dunham, cuya serie Girls no recibió ninguno de los premios a los que estaba nominada, y por Ginnifer Goodwin, protagonista de la serie Once Upon a Time. Prada y Monique Lhuillier son los artífices de sus vestidos.

También del reparto de Girls pudimos ver a Allison Williams, con un modelo firmado por Oscar de la Renta con peplum y en verde, el mismo tono escogido por Melissa Rauch, Bernadette en The Big Bang Theory, que asistió con un vestido asimétrico de Oliver Tolentino.

De un tono más discreto, gris perla, asistieron la protagonista de Revenge, Emily VanCamp, de J.Mendel y la nominada a mejor actriz secundaria por Downton Abbey, Joanne Froggatt, de Vivienne Westwood.

También en un tono claro se dejaron ver la curvilínea Christina Hendricks de Mad Men, que, como de costumbre, lució escote con un modelo firmado por Christian Sirano; y la joven Sarah Hayland de Modern Family, con un look muy helénico de Marchesa.

Pero no hay alfombra roja por la que no se paseen celebrities luciendo modelos del tono que le da nombre a tan glamouroso tapiz. Rojo y burdeos fueron tonalidades que gozaron de gran popularidad entre muchas de las asistentes. Una de ellas fue la protagonista de Veep y ganadora del galardón a la mejor actriz de comedia, Julia Louis Dreyfus, que recogió su premio vestida por Vera Wang. También de burdeos se dejó ver Mayim Bialik, eterna Blossom y ahora actriz secundaria en The Big Bang Theory, con un vestido de Pamella Roland. Y de rojo Valentino posó Anna Gunn, nominada a mejor actrid secundaria por Breaking Bad y cuyo modelo llevaba la firma de J.Mendel.

Por su parte, el blanco inmaculado también tuvo su sitio en la gala de la televisión. Jessica Paré, la nueva Miss Draper de Mad Men, acaparó flashes con un precioso modelo de Jason Wu, mientras que Emilia Clarke de Juego de Tronos enamoró con un original vestido de Chanel.

Otra de las propuestas más populares para este otoño, el azul klein, fue el encargado de hacer que dos de las actrices más elegantes de la noche brillaran con luz propia. Hayden Panettiere de Heroes se dejó ver con un modeló hindú firmado por Marchesa y la nominada a mejor actriz de drama por Downton Abbey, Michelle Dockery, lució un vestido con escote corazón de Louis Vuitton.

Y elegancia no faltó en los modelos bicolor escogidos por Zosia Mamet de Girls, con un clásico black&white de Bihbu Mahopatra; Leslie Mann con uno de los modelos más aclamados de la noche firmado por Naeem Kahn; o Nicole Kidman, con un look futurista de la colección de Antonio Berardi.

Y, por supuesto, no podían faltar los looks de cuento de hadas que lucieron dos de las actrices más hermosas de la noche. Para January Jones, Betty en Mad Men, su compañera de reparto Jessica Paré no fue competencia. Zac Posen firmó un vestido que la belleza rubia lució como nadie. Por su parte, Zooey Deschanel, nominada a mejor actriz de comedia por New Girl, vistió un modelo de Reem Acra muy al estilo Cenicienta y con el que se confundía con su personaje, la simpática Jess.

Tendencias, elegancia y mucha clase fueron los ingredientes de la gala de los Emmy de este año, que finalizó con una after party en la que la diversión estuvo más que asegurada.

Christina Hendricks, Kiernan Shipka y January Jones en la after party de los Premios Emmy 2012.

No es ninguna novedad que las celebrities y el marketing son dos elementos que siempre se han llevado muy bien. Las firmas lo saben y desde hace años diseñadores y casas de moda han tenido como musas a las diosas del séptimo arte. Desde Audrey Hepburn con Givenchy o Marilyn Monroe con Chanel nº5, los iconos se han unido desde el principio de los tiempos y hoy en día la moda se aprovecha de que no hay mejor prescriptor que una celebrity. Tanto es así que cada vez hay más productos de moda y cosmética que son recordados casi más por el famoso que los anuncia que por la casa que los crea. Ventaja o inconveniente, lo que sí es cierto es que pocas firmas arriesgan con caras desconocidas para anunciar sus productos estrella.

Una de las casas de moda que no se ha resistido a los encantos de las bellezas del cine es Dior. La Maison francesa ha empleado y emplea los rostros más bellos y sofisticados del star system. Su última incorporación es la actriz de origen ucraniano Mila Kunis, protagonista de la campaña de los bolsos Miss Dior de este año. Antes que ella, su compañera de reparto en Black Swan, Natalie Portman, se convirtió en imagen del perfume Miss Dior Chérie, siguiendo los pasos de la aclamada Charlize Theron, estrella del anuncio del mítico perfume J’adore. También la italiana Monica Bellucci y la francesa Marion Cotillard, estrella de las aclamadas fashion films dedicadas al icónico Lady Dior,  prestaron sus rostros a la firma en 2008 y 2010 respectivamente.

Pero si hablamos de iconos no pueden faltar los de Chanel. Y, aunque sustituir a la belleza seductora de Marilyn Monroe es imposible, el perfume por excelencia de la casa, Chanel nº5, no puede quejarse de embajadores: Nicole Kidman, cuya elegancia innata la ha llevado a ser protagonista de la campaña de la firma de relojes de lujo Omega, Audrey Tatou y ahora Brad Pitt, primer hombre en convertirse en imagen del clásico, son algunos de los rostros que han continuado la estela dejada por Marilyn. Aun así, Coco Mademoiselle, otra de las fragancias de la casano tiene nada que envidiar al icono, ya que la bella Keira Knightley, muy bien acompañada en el anuncio por el actor argentino Alberto Ammann, le ha puesto imagen. Y a pesar de que seducir al gran Káiser no es tarea fácil, Blake Lively lo consiguió el pasado año convirtiéndose  en protagonista de la campaña de los bolsos icónicos de la casa francesa.

Otras famosas casas de moda que no se han quedado atrás en lo que a embajadores de lujo se refiere son Dolce & Gabbana, con Scarlett Johansson y Matthew Mcconaughey como rostros del perfume The One o Gucci con Jennifer López, que hizo doblete el año pasado al convertirse en imagen de la firma española Tous.

Y doblete hace también Eva Mendes, una de las actrices más cotizadas del momento que ha prestado su rostro a dos de las firmas más relevantes del panorama: Thierry Mugler con su perfume Angel y Calvin Klein.

Otra firma conocida por los rostros que emplea es L’oreal. Su frase “Porque yo lo valgo” ha estado en boca de las actrices más bellas, entre las que destacan la latina Eva Longoria y la oscarizada Penélope Cruz.

Angelina Jolie para Louis Vuitton, Anne Hathaway para Tod’s o Emma Watson para la fragancia ultrafemenina Midnight Rose de Lancôme, ninguna actriz de moda se escapa a las campañas de las firmas más importantes del mundo de la moda y la cosmética.

¿Las novedades más chic del año? Pues además de Mila Kunis para Dior, Vera Wang ha fichado a Leighton Meester para su nuevo perfume Love Struck; Miu Miu ha escogido a la actriz y modelo Chloë Sevigny para su campaña de otoño/invierno; Burberry cuenta con la imagen de Gabriella Wilde acompañada del músico Roo Panes; Balenciaga se ha decantado por la polémica Kristen Stewart como rostro de su última fragancia Florabotanica; y Loewe incorpora a sus filas a la española Clara Lago, que se une al gallego Martín (Martiño) Rivas en una campaña que ha dado la vuelta a la red y que ha causado un gran revuelo.

Guapos, elegantes y sofisticados, las firmas se los rifan y ellos se dejan querer. ¿Alguien da más?

La polifacética Carla Bruni para Dior. 1995

Si es una de las series del momento es porque tiene todos los ingredientes para triunfar. Downton Abbey, un ambicioso proyecto producido para la cadena de televisión británica ITV y creada por el escritor Julian Fellowes, comenzó a emitirse en 2010 y ya prepara la retransmisión de su tercera temporada. El drama, ambientado en las primeras décadas del siglo XX (desde el hundimiento del Titanic hasta los años posteriores a la Primera Guerra Mundial) se ganó la expectación del público no solo por sus guiones cuidados, las excelentes tramas entre criados y señores muy al estilo del también drama inglés Upstairs Downstairs, o la perfecta recreación de la época en la que tienen lugar los hechos, sino también por contar con una estilista de excepción, Susannah Buxton. Inspirándose en la moda moderna de principios de siglo para vestir a las hermanas Crawley, las hijas de la familia aristocrática británica alrededor de la cual se construye la trama, la directora de vestuario se ha colado entre las más importantes del momento.

La moda vintage de inicios de siglo, que escapaba de los corsés y buscaba una figura relajada y simple, dejando atrás el encaje y los cuellos altos de la época eduardiana, ha cautivado a los miles de espectadores del premiado drama y se ha colado en las pasarelas. Para la temporada otoño/invierno de este año los guiños a la vestimenta de Downton Abbey han sido más que evidentes. Desde el traje sastre femenino, los sombreros de ala ancha y los más estrechos o los los pantalones de montar y los sombreros hongo masculinos, todo ello ha copado desfiles para resumir una de las tendencias de esta nueva temporada que comienza.

Así lo pudimos comprobar en el desfile de Ralph Lauren, en el que la banda sonora del drama británico no fue la única alusión a la serie por parte del diseñador norteamericano. Aunque reinterpretada de forma muy personal y mezclando el vestuario femenino con el masculino, la moda de principios de los años XX estuvo presente en prendas que recuerdan al traje sastre vestido primero por trabajadoras y más tarde también por señoras, a los sombreros estrechos que sustituyeron paulatinamente a los de ala ancha en la época, y a los de copa masculinos.

Ralph Lauren Fall/Winter 2012

Ralph Lauren Fall/Winter 2012

Ralph Lauren Fall/Winter 2012

Pero Ralph no fue el único que puso de manifiesto la influencia de la campiña inglesa en la pasarela. En los desfiles de Burberry Prorsum, Vivienne Wstwood, Ruffian, Tommy Hilfiger o Louis Vuitton, cuyo director creativo (Marc Jacobs) se considera un gran aficionado a Downton Abbey, no faltaron referencias a la forma de vestirse de Lady Mary Crawley (Michelle Dockery) y su familia.

Burberry Prorsum Fall/Winter 2012

Vivienne Westwood Fall/Winter 2012

Ruffian Fall/Winter 2012

Tommy Hilfiger Fall/Winter 2012

Louis Vuitton Fall/Winter 2012

Sin embargo, no solo la campiña inglesa está de moda esta temporada. La ola orientalista de la primera década del siglo XX, en la que jugaron un papel imprescindible los Ballets Rusos de Diághilev y los diseños de Paul Poiret y que está presente en el drama británico, también ha llenado las pasarelas otoñales. Ailanto, Barbara Bui, Proenza Schouler o Dries Van Noten han mostrado prendas de marcada influencia orientalista, muy en la línea de los bombachos harén que viste Lady Sybil (Jessica Brown-Findlay) y que las mujeres llevaban bajo las faldas al comienzo de la segunda década del siglo pasado.

Ailanto Fall/Winter 2012

Barbara Bui Fall/Winter 2012

Dries Van Noten Fall/Winter 2012

Proenza Schouler Fall/Winter 2012

Si hasta hace poco la estilista más celebrada de la televisión era Janie Bryant, encargada del vestuario de Mad Men, esta temporada los años 60 tendrán que compartir protagonismo con las creaciones de Susannah Buxton, que volverán a hacer las delicias de los espectadores  antes de que acabe el año, con el estreno de la esperadísima tercera temporada de Downton Abbey.

Es verdad que en lo que a moda se refiere ya poco o nada nos sorprende. Estamos acostumbradas a guardar en el armario durante años prendas que rescatamos tiempo después y a odiar otras que encumbramos en siguientes temporadas. Algo así es lo que les ha sucedido a muchas con los sneakers Willow de Isabel Marant, que en cuestión de meses han pasado de ser objeto de culto para unas pocas fashionistas, a ser objetivo prioritario de las cadenas low cost. De la pasarela al mainstream, estos sneakers se han colado en todas las revistas y blogs de moda y han desatado el furor. Y es que no son unas zapatillas cualquiera. Los Willow incorporan a su diseño una cuña revestida, objeto de polémica ya que, aunque no es la primera vez que la moda fusiona dos elementos tan dispares, nunca antes esta unión había causado tal revuelo.

Sneakers Willow de Isabel Marant

Amados a la vez que odiados, nadie se escapa a su influencia. Primark, Topshop o Ash ya tienen a la venta sus modelos y se rumorea que esta temporada saldrá la esperadísima versión de Zara, cuyas fotos han empezado a circular por la web. Estemos a un lado o al otro de la balanza, lo cierto es que este otoño estos sneakers llenarán armarios y no solo los de las celebrities, que ya han paseado los suyos, algunas con estilismos acertados y otras… no tanto.

La supuesta versión de Zara

Error o acierto, lo que está claro es que no importa la edad. Tanto Julianne Moore como Dakota Fanning se apuntan a la tendencia más cómoda. La primera combina los Willow con un outfit deportivo y la segunda con vestidos o pantalones y compartiendo protagonismo con un maxibolso de Céline.

Es difícil encontrar a Kate Bosworth con un fallo de estilismo. Sin embargo, juntar las Willow con una maxifalda puede resultar un poco excesivo.

Marion Cotillard, por su parte, hace de este complemento estrella el protagonista de un look masculino y muy sencillo.

También acierta la hermanísima de las Olsen. Elizabeth aprende rápido y luce tendencias con un estilo muy personal.

Penélope Cruz y Rashida Jones también se apuntan al look confortable dándole el toque fashion con los sneakers de Marant.

Otra fan de los Willow es Rose McGowan. La actriz de Embrujadas y favorita de directores como Quentin Tarantino los lleva con ella a todas partes.

¿Pro o contra? Da igual. Nos gusten o no, esta temporada los sneakers de Isabel Marant mandan y ya sea en su versión original o en otras más económicas darán el salto definitivo de las revistas a la calle, que se saturará con su presencia.

No hay duda de que este año la temporada Primavera/Verano se ha encargado de resaltar la femineidad de la mujer con prendas de un estilo muy ladylike. Pero si hay una tendencia que se ha erigido como la defensora de las formas femeninas por excelencia esa es el peplum. De origen griego, el peplos (peplum en latín) era la versión femenina de la clámide, un manto corto que se sobreponía a la prenda básica helénica (el chitón). A partir de entonces, el peplum permaneció en el vestuario femenino durante siglos, siendo empleado, sobre todo, en las épocas en las que la moda tendía a realzar las curvas de las mujeres, marcando mucho la cintura y acentuando la cadera.

La diosa Atenea con peplos

Aliado de los corsés, el peplum realizó una tímida vuelta a principios de siglo para regresar con fuerza en los años cuarenta, cuando se convirtió en protagonista del celebrado New Look creado por Christian Dior tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. En los años ochenta, volvió a ser tendencia de la mano de los outfits recargados y extravagantes que marcaron la década y tras un tiempo de silencio, el peplum volvió a subirse a las pasarelas del siglo XXI para convertirse en el máximo exponente de la feminidad esta temporada.

New Look de Dior

Ya en el año 2010 algunas de las actrices más famosas del star system se apuntaron a la moda peplum en la alfombra roja. Rachel Bilson de Peter Som, Demi Moore de Lanvin y Reese Witherspoon de Jason Wu se adelantaron a la tendencia.

Sin embargo, si hubo una precursora esa fue Patricia Field que, como siempre dictando tendenca, vistió a nuestra eterna Carrie (Sarah Jessica Parker) con un vestido con peplum ya en 2008 para la primera película de Sex and The City. Tres años más tarde, en 2011, veíamos a Sarah Jessica en la portada de la revista Marie Claire  vestida con un modelo de Giambattista Valli que también lució la guapa Emma Stone, una adicta a la tendencia que volvió a repetir este año con un vestido de la casa italiana Bottega Veneta y un outfit bicolor de Martin Grant.

Pero Emma no es la única fan del volante más aclamado de la temporada. Como ella, otras lo han vestido hasta en tres ocasiones. Entre ellas se encuentra Blake Lively, ataviada en 2011 con un outfit de Chanel y con un modelo diseñado por Victoria Beckham y repitiendo este año con un vestido de Jason Wu. Y también Diane Kruger que, con el negro como color de base, lució dos modelos de Chanel y uno de Balmain el año pasado.

Otras conocidas actrices que se han apuntado a la tendencia peplum son Michelle Williams, vestida por Jason Wu y Louis Vuitton; Elizabeth Banks, de Mary Katrantzou y Antonio Berardi; Sofía Vergara con dos modelos ambos de Marchesa; Scarlett Johansson con diseños de Versace y Prada; Charlize Theron de Lanvin y Stella McCartney; o Olivia Wilde, que lució este año un vestido de Mason by Michelle Mason tras haber llevado en 2011 un modelo blanco de Marchesa.

La actriz de Pretty Little LiarsLucy Hale, también se confiesa adicta al peplum y lo viste más de una vez, tanto dentro como fuera de las pantallas. En un capítulo de la serie la pudimos ver con un vestido estampado y en los Muchmusic Video Awards con un diseño de Peter Som.

Y es que el peplum pisa fuerte y tiñe todas las alfombras rojas de diferentes colores y formas. De un clásico negro pudimos ver a Eva Longoria de Cushnie Et Ocs, a Penélope Cruz con un vestido de Emilio Pucci y a Naomi Watts de Stella McCartney.

Con transparencias lo lucieron la joven Dakota Fanning, con un diseño de Elie Saab, Liv Tyler de Stella McCartney y Emily Vancamp de Stacey Vendet.

Anne Hathaway, de Prabal Gurung, y Jate Welsh, de Mandalay, escogieron modelos que combinan la tendendia con el total look blanco. Acierto seguro.

Por su parte, Emma Watson y Rachel Bilson unieron los dos tonos vistiendo looks black&white de Jason Wu la primera y de Alexander McQueen la segunda.

Combinado con pedrería es como lo vistieron Eva Mendes, de Prada, y Freida Pinto, de Michael Angel.

El pastel es otra de las tendencias que reinan en esta temporada. La actriz india Aishwayra Ray lució ambas ya en 2011 en un modelo de Elie Saab, mientras que la francesa Marion Cotillard apareció este año en las páginas de la revista Marie Claire vestida por el mismo diseñador.

Los tonos cálidos son otro aliado perfecto para el peplum. Por eso, January Jones y Emma Roberts eligieron dos diseños en amarillo, la primera de Versace y la segunda de Escada.  Por su parte, Christina Appelgate y Devon Aoki se rindieron a la sensualidad del rojo, la primera con un diseño de Max Mara y la segunda de Alice+Olivia.

Jennifer Aniston, Evan Rachel Wood y Zoe Saldana optaron por combinarlo con prints, unos más clásicos que otros. Tom Ford, Gucci y Prabal Gurung son los diseñadores de sus outfits.

Muy clásicos son los vestidos que lucieron Rashida Jones y Tina Frey. Tory Burch y Carolina Herrera firman estos dos modelos en azul.

Pero, sin duda, la firma del peplum por excelencia es Dior. Con la actriz de origen ucraniano, Mila Kunis, como imagen del icónico bolso Miss Dior, nadie crea estilismos lady más impresionantes que la casa parisina.

De las alfombras rojas al mainstream y reivindicando las formas femeninas, el peplum continuará siendo una de las tendencias estrella en la temporada otoño/invierno.

Desfile de Alta Costura de Dior Fall/Winter 2012-2013

Corre el año 2011 en París y el escritor y guionista Gil Pender (Owen Wilson) disfruta de sus vacaciones en la ciudad del amor junto a su prometida Inez (Rachel McAdams). En la búsqueda de inspiración para terminar su novela, Gil se ve arrastrado, a través de una mezcla entre realidad y ficción, a los años veinte parisinos, una de las épocas doradas vividas por la ciudad con más charme. Midnight in Paris es la última obra maestra del director estadounidense Woody Allen y con ella nos introduce en una era de esplendor que todos querríamos revivir.

Tras la primera Gran Guerra, las vanguardias se consolidaban tanto en las artes como en las letras, y artistas, cineastas o escritores emergentes se concentraban en París, donde la fiesta no había hecho más que comenzar. El constructivismo ruso y el racionalismo dominaban la década y su influencia en el arte y, sobre todo, en la moda era más que notable. En lo que a esta última se refiere, la Primera Guerra Mundial supuso un antes y un después. Tras la sangrienta contienda, las mujeres empezaron a sustituir a sus hombres caídos en el trabajo. Ropa cómoda pero muy chic conformaba la estética de los veinte. La silueta andrógina en forma de cilindro dominaba la escena, la cintura cayó y las faldas se acortaron, al igual que el cabello, que fue recortándose a medida que avanzaba la década.

Con el sombrero cloché y la desaparición de la forma femenina como símbolos principales, los nuevos talentos de la moda crearon escuela. Entre nombres como Madeleine Vionnet o Madame Paquin, una figura sobresalió más que ninguna otra, la de la inigualable Coco Chanel, encargada de encumbrar este nuevo ideal de mujer  que duró hasta la década siguiente, cuando el crack del 29 y el ascenso de los nacionalismos pusieron punto y final a la fiesta parisina.

Y, precisamente en este París de fiesta, brillos y desenfreno, entre nombres como Hemingway, Scott y Ella Fitzgerald, Picasso, Buñuel o Dalí, es por donde se pasea el protagonista de Midinight in Paris, y donde conocerá a la bella Adriana (Marion Cotillard), discípula de Chanel y enamorada de la Belle Epoque.

La estética parisina y la dulzura de la joven Adriana, ataviada según las consignas de la moda de la época, enamorarán perdidamente a Gil, que cada medianoche regresará a buscar inspiración entre artistas y celebraciones.

Magia, esplendor y mucho encanto es lo que desprende el último filme de Woody Allen, que nos invita a ser testigos, a través de todas las manifestaciones del arte, de una era tan prolífica como festejada, y que aún hoy en día muestra su influencia en todo tipo de creaciones, entre ellas las de la moda, que cada año llena las pasarelas con detalles de la década de los veinte, sin duda una de las más revisitadas.

▽ MODADDICTION ▽

✚ Trends & Style blog BY JEHNI ✚

El Castor cook&fun

Los mejores momentos se comparten!

nomechillesquenoteleo

blog de creatividad audiovisual

let's•talk•chic

My view on fashion world

nascaranda

peliculas, cine, criticas y algo de literatura fantastica

COMUNICACIÓN OFFLINE, PUNTO Y APARTE

Un blog para reflexionar hacia dónde va la comunicación

Cotton & Gold

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blogmodayestilo

Tendencias para hombres

Nyxstyle

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The Sartorialist

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Trendy Tailor

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

Blog sobre moda y tendencias en series, películas, anuncios y un poco de "freakchic".

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.